Un enigma muy complejo, bien desarrollado y resuelto lucidamente.

Reseña de Culturamas, 02/01/14, firmada por Paco Gómez Escribano.

 

El número 11 de la colección “Cosecha roja” de laeditorial Erein se titula “E-King” y va firmado por el bilbaíno Javier Díez Carmona, novelista, cuentista y coleccionista de galardones en diversos premios literarios.

El título choca, y por más que uno hace cábalas a priori, no será capaz de desentrañar el misterio hasta bien avanzada la lectura de la novela. Una novela contundente, de capítulos cortos, que a mí me ha enganchado desde el principio, ya que el enigma que plantea, desde el punto de vista narrativo te hace pensar en cómo se las va apañar el autor para resolverlo. Pero lo resuelve, y de qué manera.

El planteamiento es sencillo: una mujer divorciada, con dos hijos, ya entrada en la cincuentena, ama de casa con pocas perspectivas excepto la de sacar adelante a sus hijos, no vuelve a casa ese día. La hija mayor, tras esperar unas horas, avisa a la Policía. La novela gira alrededor de los mossos que investigan el caso, el ex marido sobre el que pesa una orden de alejamiento, el hijo adolescente que vive encerrado entre sus ordenadores y sus consolas y la propia hija. El primer sospechoso es el ex marido, lógicamente, pero la investigación, poco a poco, va girando en torno a otras pistas que van tomando protagonismo a lo largo del relato. Hacia la mitad de la novela se produce un giro vertiginoso que llevará al lector hacia un desenlace totalmente inesperado, con lo cual, la trama queda resuelta de forma brillante.

Javier utiliza la técnica narrativa del narrador omnisciente, para abundar en la variedad de escenarios y personajes, y el tiempo verbal en pasado, particularmente apropiado desde mi punto de vista en este tipo de novelas. Un enigma muy complejo, bien desarrollado y resuelto lúcidamente. Queda puesto de manifiesto, de nuevo, que la novela negra es la mejor forma de describir la realidad social existente en el contexto temporal de la trama. El lector paseará por problemas que le serán familiares, bien por propia experiencia o bien porque sea un ciudadano medianamente informado a través de informativos o la prensa, tales como los problemas de los hijos adolescentes, las relaciones después de un divorcio, la crisis económica, el amor y los celos, o el tener que elegir entre la racionalidad o el impulso en la investigación policial.

No es una novela larga. Javier apuesta por la concreción y la contundencia de capítulos cortos, como por otro lado es habitual en las novelas negras. Una novela que tenéis disponible tanto en papel como en e-book y que sin duda os hará pasar un rato agradable, una buena forma, sin duda, de comenzar el año.