Me ha enganchado desde su primeras páginas, y me he encontrado con una historia que no podía ni imaginar al empezar a leerla.


OPINIÓN PERSONAL.
El año pasado leí y reseñe E-King de este autor y la verdad es que lo disfruté mucho. Por eso, cuándo Javier me ofreció leer uno de sus libros anteriores, Correr a Ciegas, publicado por la editorial Meteora, no me lo pensé ni un momento. Me gusta mucho la novela hecha aquí, como ya he comentado varias veces, y considero que tenemos unos escritores que no tienen nada que envidiar a los de fuera. Además del tema de ETA (aunque tocado de refilón) y el de las luchas en Nicaragua me llamaban mucho, así que, dicho y hecho, leído, disfrutado y aquí os traigo la reseña.

Eder es un joven bilbaíno que recibe una día la visita de una viejo amigo, Koldo, miembro del comando Bizkaia. Aunque Eder es ajeno a este mundo, por su antigua amistad, decide ceder a la petición de su amigo y le permite guardar una mochila en su casa durante un par de días. A partir de aquí, la vida de Eder cambiará radicalmente, y no puede ni imaginar las consecuencias que le va a traer este gesto de amistad.

En el pasado de Eder, junto con Koldo, está también Maite, su novia y su amor de toda la vida, pero que desde hace unos años se ha convertido en una yonki, y aunque él ha hecho todo lo posible por ella, se ha rendido ya en ese aspecto, viviendo una vida tranquila y solitaria.

 

" Maite ya no existe. Su cuerpo lo ocupa un veneno polvoriento, un desconocido que, a través de sus venas, se adueña de la mujer que, siglos atrás, supo adueñarse de su vida.
Koldo forma parte del comando Bizkaia.
Y él hace sustituciones en un instituto, pelea con los restos de su hipoteca  y vaga de bar en bar con la esperanza, siempre vana, de tropezar en uno de ellos con una Maite limpia de heroína, con un Koldo al margen de la lucha armada."

De golpe cambiamos de escenario y nos encontramos en Nicaragua, en 1980, donde Yadira, de catorce años, forma parte de la Cruzada Nacional de Alfabetización, un grupo de de jóvenes llenos de ilusión, que se dirigen a la Nicaragua mas profunda, mas olvidada a dejar su granito de arena, y conseguir enseñar a leer y escribir a pobres campesinos que no tienen ninguna otra oportunidad de conseguirlo.

Pero el favor que Eder le hace a Koldo, sale todo lo mal que puede salir, y Eder tiene que huir, perseguido por la policía, sin haber hecho nada, y el destino más seguro y más rápido que puede encontrar, es precisamente Nicaragua. En el mismo avión se unirá a dos mujeres catalanas, que forman parte de una ONG y se dirigen al mismo destino, y por uno de esos golpes del azar la vida de Eder, de Rosa y Núria (las dos cooperantes) y más tarde la de Yadira, van a quedar unidas por un hilo fino pero difícil de romper.

 

" Llevaban un par de horas allí, perdidos entre dispersos aperos de labranza y gallinas nerviosas, compartiendo bebida y confidencias. Por primera vez desde la llegada de Koldo a su apartamento, Eder se atrevió a contar su historia. Obligado, es cierto, por las certezas de José, por las sospechas de Rosa y, posiblemente, de Núria. Pero hablar sobre ello, escuchar su propia voz desgranando lo sucedido, percibir interés en los ojos de su interlocutor, tuvo la inesperada virtud de hacer de bálsamo contra la comezón que le corroía por dentro."

Una novela de que nos llevará desde el Bilbao en plena lucha armada, hasta la Nicaragua más pobre, donde nos encontraremos con vestigios de la lucha sandinista y de la miseria en la que se encuentra sumida gran parte del país. La huida de un hombre perseguido por demasiadas personas, pero sobre todo por sus demonios interiores, sus remordimientos y sus dudas. Una historia adictiva, donde una vez conoces a Eder y a Yadira no puedes parar de leer hasta saber donde les llevará el destino. Dos personajes completamente diferentes, perfectamente dibujados por el escritor, pero ambos con una lucha interna, cada uno por sus diferentes circunstancias. Además del personaje principal, Eder, nos encontramos con una serie de personajes secundarios, cada uno con su historia, que, aunque con poca presencia física en la novela, si la tienen en la trama de la misma, y son claves para poder entender toda la historia.

Si disfruté con E-King, puedo decir que esta novela me ha gustado muchísimo más. Me ha enganchado desde su primeras páginas, y me he encontrado con una historia que no podía ni imaginar al empezar a leerla. Si os gustan las novelas hechas aquí ( no sé que tengo con los escritores vascos, pero debo decir que pocos de ellos, por no decir ninguno, me han decepcionado) os recomiendo esta novela. A parte de seguir las aventuras de Eder, os sumergiréis en un mundo del que, yo por lo menos, lo desconocía todo, y es una realidad que, aunque ignoremos, está ahí. Desde luego, Javier Díez va a ser un escritor al que voy a seguir muy de cerca.

 

 
Muchas gracias al autor y a la Editorial Meteora por el envío del ejemplar.