Viajar sin salir de casa

21.07.2013 21:44
Llega el verano, llegan las vacaciones y con los bolsillos tiesos debemos resignarnos a ver en el televisor las colas formadas en las ventanillas de embarque de los aeropuertos o en las estaciones de ferrocarril. Este año no hay manera. Los destinos exóticos, las geografías extrañas que se cuelan en nuestros sueños para seducirnos con sus pieles azabache, sus ojos rasgados o el mestizaje de sus sonrisas, son un objetivo inalcanzable.
 
A no ser que, encerrado frente a un ventilador, con una cerveza bien fría sobre la mesa, decidas hundirte en el sofá y abrir una de tantas novelas que no solo nos enganchan con su trama, sino que nos transportan a destinos más auténticos y sorprendentes que los ofrecidos por las agencias de viajes.
 
Aquí va una pequeña lista, absolutamente parcial y nada objetiva, de novelas que me han llevado a algunos de esos lugares que tal vez jamás llegue a conocer, pero por donde he viajado sin moverme. Lo único que tienen en común es, precisamente, ser novelas, no narraciones de viajes, que de esas también tengo un puñado en mi estantería.
 
Aquí las dejo. Si alguna te inspira, me alegro. Y si en los comentarios quieres añadir alguna de tu gusto, mejor aún. Más ideas para seguir viajando.
 
CUBA.
Llueve sobre La Habana, de Julio Travieso Sedano. (Editorial Letras Cubanas)
Las miserias y las grandezas de una ciudad que no deja indiferente a nadie son parte indisoluble de esta historia de personajes que se buscan la vida a caballo entre la marginalidad, el jineterismo y las sisas al sistema.
 


 
 
 
 
AUSTRALIA
El Río Secreto, de Kate Grenville (Editorial Almuzara)
Aunque es más una novela histórica, nos traslada a un momento y un lugar (Nueva Gales del Sur en el siglo XIX) al que merece la pena viajar.
 
 
 
 
 

ZIMBABWE

Beautiful Rhodesia, de Carlos Erice (Editorial Ledoria)
Siguiendo los pasos de un agente del CNI nos introducimos en la miseria y la corrupción de Zimbabwe, sin olvidar frecuentes miradas a lo que fue el corralito de Cecil Rhodes.
 
 
 
 




 

INDIA

La Ciudad de la Alegría, de Dominique Lapierre (Editorial RBA)
El viaje a la India que nunca te ofrecen los tour operadores. Que, sin embargo, se antoja imprescindible para conocer el país.
 
 
 
 
 
 
 
 

DONOSTIA

Donostia, de Jon Lauko. (Editorial Meteora)
Nos introducimos en la capital turística del País Vasco de mano de un bon vivant donostiarra que, tras sobrevivir a un atentado, se empeña en averiguar quién era el objetivo.
 
 
 




 
 
CONGO
El Corazón de las Tinieblas, de Joseph Conrad (Editorial Península)
Poco que decir de un clásico entre los clásicos. Su forma de ir creando un ambiente cada vez más denso y asfixiante es genial.
 
 
 
 
PERÚ
Lituma en los Andes, de Mario Vargas Llosa (Editorial Planeta)
Las guías del país andino tampoco te llevarán a las aldehuelas por donde el cabo Lituma debe pasar buscando desaparecidos. Pero es un viaje que debes hacer (bueno, si quieres)
 
 
 



 
SAHARA
El médico de Ifni, de Javier Reverte. (Plaza y Janés)
Reverte es autor de muchos y muy buenos libros sobre viajes, en especial sobre África. Pero en esta relación de novelas, tiene su espacio esta historia de amor, venganza y Sahara.
 
 
 
 
 
 
COSTA RICA
Limón Blues, de Anacristina Rossi (Ediciones Santillana)
La imagen habitualmente asociada a Costa Rica poco tiene que ver con la realidad de Puerto Limón, Caribe casi jamaicano donde la autora sitúa la lucha de una familia por salir adelante.
 
 
 


 
 
 
NICARAGUA
Correr a Ciegas, de Javier Díez Carmona (Editorial Meteora)
Sí, vale! Autopropaganda. Pero ya que el blog es mío… Y, bueno, quienes han leído Correr a Ciegas afirman que se han sentido realmente en Nicaragua. Y se han divertido. Te dejo el link al booktrailer, a ver si te convenzo: http://www.javierdiezcarmona.com/