19 de julio de 2.012

19.07.2012 12:49

Hoy es 19 de julio. Hace treinta y tres años, miles de nicaragüenses entraban en la Plaza de la Revolución de Managua empuñando garands y sonrisas. Con fusiles arrebatados a la Guardia, sin apenas municiones y ningún armamento pesado, acababan de expulsar a un dictador apoyado por un ejército genocida y la cobertura diplomática de la embajada estadounidense. Comenzaba un sueño, un proyecto de libertad y solidaridad que el gobierno de Ronald Reagan supo trasformar en pesadilla.

 

Hoy, 19 de julio, termino de dar los últimos retoques a mi próxima novela para remitir la versión definitiva a la editorial. Terminar hoy una novela ambientada en Nicaragua es simple casualidad, pero no puedo evitar sentir buenas vibraciones.